Tortuga Lora

La tortuga lora, cotorra o tortuga bastarda (Lepidochelys kempii) es una especie de tortuga marina americana de la familia Cheloniidae en peligro de extinción. Vive en el Océano Atlántico desde Terranova hasta Venezuela, encontrándose por todo el Caribe y el Golfo de México. Es la tortuga marina con distribución más restringida y son las tortugas marinas más amenazadas del mundo.

Tortuga lora
Lepidochelys kempii

CARACTERÍSTICAS DE LA TORTUGA LORA.

Las tortugas lora son carnívoras. Los adultos comen cangrejos, erizos de mar, camarones, almejas. La tortuga lora se alimenta de moluscos, crustáceos, medusas, algas y erizos de mar.

Es una de las tortugas marinas más pequeñas, llega a la madurez sexual a los 61-95 cm de largo y a una media de peso de sólo 50 kg. Estas tortugas cambian de color a medida que maduran. Las crías son casi en su totalidad de color gris oscuro o negro, pero los adultos maduros tienen un peto amarillo-verde o blanco y un caparazón de color gris verdoso. Llegan a la madurez sexual a la edad de 7-15 años.

La tortuga lora es también conocida como tortuga bastarda. Su caparazón de color verde oliva es generalmente igual de ancho que largo con 15 pares mayores que se agrupan con 5 pares laterales, 5 pares centrales, más 5 pares marginales. La parte inferior del caparazón es de un color amarillento pálido en el que destaca un minúsculo poro cercano al margen posterior de cada uno de los cuatro escudos inframarginales. Sus aletas  delanteras como traseras terminan en dos uñas cada aleta. Las tortugas lora adultas pueden llegar a medir alrededor de los 95 cm con un peso que oscila entre los 30 a 50 kg. En el reino animal, es muy conocido la longevidad de las tortugas y la tortuga lora no iba a ser menos, pudiendo llegar a vivir alrededor de los 80 a 100 años.

DONDE VIVE LA TORTUGA MARINA LORA.

La tortuga marina lora pasa la mayor parte de su tiempo en las zonas poco profundas (-50m) de los lechos arenosos del Golfo de México y zona Noroeste del Océano Atlántico, pudiendo llegar a encontrarse hasta el estado de Nueva Escócia (EEUU). Aunque no llega a ser muy común, también existen algunos registros donde se ha podido observar esta especie cerca de las Azores, aguas de Marruecos y en el mar del Mediterráneo. Cuando llegan a la edad adulta, la tortuga lora no suele alejarse de la costa a diferencia de cuando son más jóvenes que si permanecen en las zonas más profundas de las corrientes del Golfo de México y el Océano Atlántico.

REPRODUCCIÓN DE LA TORTUGA MARINA LORA.

La temporada de reproducción de estas tortugas va de abril a agosto. Hacen sus nidos principalmente en el estado mexicano de Tamaulipas, pero a veces en el estado de Texas. Se aparean en alta mar, y las hembras llegan masivamente a la playa para desovar en grupos numerosos. El número estimado de hembras anidando en 1947 era de 89 000, pero se redujo a un estimado de 7 702 en 1985.

La edad exacta a la que llega a su madurez sexual se desconoce, aunque se piensa que suele ocurrir generalmente entre los 7-15 años. La tortuga lora anida dos veces al año. Desde los meses de marzo a agosto con una diferencia +-25 días entre cada puesta de huevos. Normalmente, ponen unos 100 huevos en cada nidada, donde permanecerán ocultos incubándose de 50 a 60 días.

Una característica muy singular en su reproducción que las hace únicas en su especie es que casi todas las hembras de tortuga lora anidan a la vez los mismos días del año. Existen muchas teorías al respecto sobre este atípico comportamiento. Pero dentro de todas estas teorías se piensa que pueden influir diversos factores como las mareas, los ciclos lunares o la liberación de feromonas.  El 90% de las hembras de tortugas lora anidan al noroeste de México casi siempre en las mismas playas del Estado de Tamaulipas.

ESTADOS DE CONSERVACIÓN DE LA TORTUGA MARINA LORA.

Generalmente considerada la especie de tortuga marina más amenazada del mundo. Sus poblaciones llegaron a sufrir una reducción de más del 95% en las últimas décadas. A pesar de que empiezan a observarse signos de recuperación, ésta se sostiene artificialmente por las fuertes medidas de conservación en playas. Pero  la pesca todavía es un gran amenaza para la especie.

 

Te podrías interesar los siguientes artículos



 

¿ Te ha sido de utilidad este articulo ?
[Total: 0 Calificacion: 0]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *